Diafragma anticonceptivo: Protección y comodidad

5/5 - (1 voto)

diafragma anticonceptivo

El diafragma anticonceptivo es un método de barrera que impide que los espermatozoides lleguen al útero. Tiene forma de cúpula y se compone de un anillo flexible rodeado por una capa de silicona o látex. El diafragma no tiene un tamaño único, por lo que es fundamental que un profesional tome la medida y te indique el diámetro aproximado del diafragma que debes adquirir.

El diafragma no es un método desechable, por lo que puede limpiarse y volver a utilizarse. Si se siguen correctamente todas las recomendaciones de uso y conservación, su vida útil es de una media de tres años.

Eficacia del diafragma

La tasa de embarazo varía del 6% al 21% entre las mujeres que utilizan el método del diafragma anticonceptivo. Cabe señalar que la eficacia varía según la forma en que la mujer utilice el diafragma. Por lo tanto, es esencial que esté bien orientada sobre cómo utilizarlo antes de su adopción como método anticonceptivo.

¿Cómo funciona el diafragma?

El diafragma es un método anticonceptivo muy cómodo, que actúa impidiendo la entrada de los espermatozoides en el útero, funcionando así como método de barrera. Debe colocarse en el interior de la vagina para garantizar la cobertura completa del cuello uterino.

¿Cómo utilizar el diafragma?

Para que el método alcance su máxima eficacia, es necesario utilizarlo correctamente. El primer punto es elegir el tamaño adecuado del diafragma. Como indicamos anteriormente, la medición debe hacerla un profesional.

Una vez elegido el tamaño adecuado, hay que prestar atención al momento de colocar y retirar el diafragma. El diafragma debe colocarse entre 15 y 30 minutos antes del coito y sólo debe retirarse al menos seis horas después del mismo. El cumplimiento de este plazo es importante para garantizar que todos los espermatozoides estén muertos cuando se extraigan.

El diafragma puede permanecer en el cuerpo de la mujer durante un máximo de 24 horas. Algunas personas lo utilizan continuamente, en cuyo caso es necesario retirarlo una vez al día para limpiarlo. Es importante tener en cuenta que no debe utilizarse durante la menstruación.

El diafragma puede utilizarse junto a espermicidas, sustancias que actúan inmovilizando o matando los espermatozoides. En este caso, la mujer debe colocar aproximadamente una cucharada de espermicida en la parte cóncava del diafragma. Cabe destacar que su uso frecuente puede provocar irritaciones y causar pequeñas alteraciones en la mucosa, lo que puede aumentar los riesgos de contraer infecciones de transmisión sexual.

Antes de que la mujer comience a utilizar el método, es importante que aprenda a identificar la ubicación del cuello uterino. Conocer bien el cuerpo es importante, ya que, después de ponerse el diafragma, la mujer debe ser capaz de sentir la región cervical a través del material del que está hecho el diafragma.

Antes de colocar el diafragma, la mujer debe orinar y lavarse las manos. También hay que comprobar si tiene agujeros u otros defectos. Para introducirlo, es importante que la mujer adopte la posición que le resulte más cómoda, apriete los bordes del diafragma y lo introduzca hacia el fondo de la vagina. Después de colocarlo, mediante el auto-touch, debe asegurarse de que el cuello del útero está completamente cubierto.

Tras su retirada, el diafragma debe ser higienizado. Para la higiene, hay que lavarlo con agua limpia y jabón neutro. Debe mantenerse seco y en un lugar limpio. Si el diafragma es de látex, debe espolvorearse con almidón de maíz. El uso de talco puede dañar el diafragma y también provocar alergias.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.