Rate this post

¿Por qué deberías elegir minicunas para bebes?

Nadie puede ignorar que los niños pequeños necesitan dormir en gran cantidad, dormir por muchas horas es su primordial actividad. No hay lugar a la duda es algo que requieren para descansar y crecer del mejor modo. Como motivo de esta necesidad de reposar tanto por la parte de los bebés, tanto los padres como las madres emplean mucho tiempo a la hora de comprar la mejor cuna para ellos. Nacen muchas dudas a la hora de hacerse con minicunas para bebes, no se trata de algo fácil, la realidad es que es una decisión difícil, que no se debe tomar a la ligera. Las cunas deben ofrecer una serie de características para cubrir cada una de las necesidades de tu pequeño. ¿Satisface minicunas para bebes cada uno de los requisitos? Debemos tener una serie de consideraciones en el momento anterior de tomar una resolución final.

La baranda

Con la meta de ofrecer la mayor seguridad a los bebés, deberán tener una separación de los barrotes que fluctúa entre los cuatro con cinco y seis con cinco cm, distancia suficiente para que el niño no pueda meter la cabeza entre los barrotes. La barandilla ideal, además de esto, debe ser llana y tener una altura de sesenta centímetros así como asimismo es de vital importancia que no cuente con elementos que le permitan el agarre.

El somier

Lo básico es que sea sólido y recio, o sea, debe ser indeformable para favorecer el buen desarrollo de la estructura ósea y muscular del pequeño. Las clases de somieres que hay en el mercado son de tela metálica, de láminas de madera o bien de una sola tabla de madera. Asegúrate de que sea de buena calidad, y ten en cuenta que el más recomendable es el de láminas de madera.

El colchón

Sólido, rígido y que no se irregular transcurrido el tiempo. Así sería el somier ideal para bebés, un ámbito que nos ofrece todo tipo de modelos disponibles y compuesto por diferentes materiales como tela metálica o bien láminas de madera. Elegir un somier de calidad repercutirá positivamente en el desarrollo de los más pequeños y por este motivo es muy aconsejable invertir en un somier de calidad.

Los materiales y los barnices

Las cunas han de estar construidas con materiales no tóxicos y que no generen reacciones alérgicas. También es fundamental que estén en perfectas condiciones y las partes metálicas sean resistentes a la corrosión. Los materiales más habituales para la fabricación de cunas son la madera, el metal y la pintura y lacas para el acabado, las cuales han de ser atóxicas y seguras para el bebé.