Rate this post

La mejor guía para adquirir una cuna

Como bien es sabido, los bebés requieren dormir durante muchas horas. Es fundamental garantizarles un buen reposo. Si deseas aprender más sobre las cunas, de manera que te asistamos a elegir aquella que mejor te convenga para garantizar al bebé un buen reposo, seguridad y una gran comodidad, prosigue leyendo. Vamos a darte las pautas básicas a tomar en consideración al comprar una cuna.

La baranda

Se calcula que la distancia de seguridad entre los barrotes ha de ser entre cuatro con cinco cm y seis con cinco cm, una distancia que hará posible que tu bebé no pueda meter la cabeza entre los barrotes. Además, va a ser llana, con una altura mínima de 60 cm y no dispondrá de elementos que sirvan de agarre para el pequeño.

El somier

Sólido, rígido y que no se irregular con el tiempo. De esta forma sería el somier ideal para bebés, un ámbito que nos ofrece todo género de modelos disponibles y compuesto por diferentes materiales como tela metálica o láminas de madera. Elegir un somier de calidad repercutirá positivamente en el desarrollo de los más pequeños y por ello es muy aconsejable invertir en un somier de calidad.

El colchón

Es esencial escoger un somier recio y que destaque por su firmeza, peculiaridades que van a hacer posible que el somier no se irregular transcurrido un tiempo. Merced a ello podemos conseguir un desarrollo inmejorable del bebé, tanto cuando charlamos del crecimiento óseo como de la masa muscular. Por último hay que destacar que existen todo género de modelos de somiers para bebés libres en el mercado como, por poner un ejemplo, los fabricados a través de láminas de madera.

Los barnices y materiales

Si deseas comprar una cuna apuesta por aquella que no esté fabricada con materiales tóxicos como que no creen alergias. Para su buen mantenimiento es imprescindible que las zonas metálicas sean resistentes a la corrosión y hay que añadir la madera como otro de los materiales más frecuentes en la fabricación de las cunas, sin olvidar la pintura y la laca que se usan para los acabados, que no deberán ser tóxicos.