Cochecitos de bebé, cómo elegir este accesorio indispensable

Rate this post

cochecito bebe

Si hay algo que no puede faltar cuando se tiene un bebé es el carrito para llevarlo de un lado a otro. Elegir el modelo adecuado es básico, debido a que una buena elección te solucionará más de un problema. Te contamos en lo que debes fijarte para acertar cuando realices la compra de un modelo tradicional o de un cochecito de tres piezas.

Llevar en brazos a un niño pequeño constantemente es algo impensable. Para evitarlo, lo que debes hacer es tener un cochecito que te permita ir de un lado a otro con una gran comodidad, y que incluso sea una opción para que el recién nacido se duerma. Existen opciones de todo tipo, como por ejemplo los carritos de bebe dobles, por lo que puedes tener dudas respecto a qué modelo comprar.

Lo básico en lo que debes fijarte al comprar un carrito

Para no fallar existen algunas características básicas que deben cumplir los carritos para estar seguro de que te solucionan todas las necesidades que puedas tener. Evidentemente, cuanto más completo sea el modelo por el que te decidas, como por ejemplo si es un cochecito de tres piezas, la utilidad aumenta considerablemente. Esto es en lo que debes fijarte:

Manillar: actualmente son cada vez más numerosos los modelos que ofrecen un asa, abandonado de esta forma a los tradicionales de dos. Los primeros permiten un mejor agarre y control de lo que se hace debido a su mejor estabilidad. Por lo tanto, si puedes no dudes en elegir uno de este tipo.

Peso: lo ideal es que sea el más bajo posible, ya que en alguna ocasión tendrás que llevarlo en los brazos. Esto no debe ser un problema en lo que tiene que ver con la resistencia, pero si no deseas tener dolores de espalda, aunque compres alguno de los carritos de bebe dobles, hazte con la opción más ligera posible.

El carrito y tu coche: esta es una combinación que debes tener en cuenta. Especialmente en lo que tiene que ver con las dimensiones, ya que si el cochecito es muy grande es posible que no entre en el maletero. Ojo con esto.

Seguridad: aunque no lo creas, existe una normativa europea al respecto. Lo básico en lo que debes fijarte es que cuenta con sistema de frenado y arnés de cinco puntos para que la sujeción del niño sea la adecuada. Si esto no se incluye, mejor no realices la compra.

Materiales: la buena fabricación te asegura una amplia durabilidad. Por lo tanto, revisa la calidad de la tela que incluye y, también, en el chasis del carrito. La primera tiene que ser impermeable, mientras que el segundo elemento es recomendable que sea metálico para que el bebé jubile al cochecito.

Accesorios: es básico que el modelo que elijas ofrezca muchas posibilidades. Este tiene que ir desde el poder utilizar fundas para la lluvia hasta el momento pertinentes para los hermanos. Cuantas más opciones, mejor. Y no es mala idea hacer una lista de las que consideras básicas, así no se te pasará nada.

Si todo lo comentado lo revisas, ya sea que compres un cochecito de tres piezas o alguno de los carritos de bebé doble que existen, estarás seguro de que haces una compra acertada.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.